Principal cтраница Principal cтраница
Principal cтраница
Principal cтраница
Principal cтраница

Principal cтраница
Principal cтраница Principal cтраница Principal cтраница Principal cтраница

Sergey Rahmaninov / Sergey Rajmáninov (la parte IV)

Van los años. Multiplican la gloria del pianista grande. Rajmáninov, como antes, en los años del estudio a Zvereva, cada día por mnogu de las horas pasa detrás del piano de cola. Él el modelo del alto profesionalismo artístico. A pesar de los éxitos, la recepción entusiástica de cualquier auditorio, al bienestar completo en la familia, todo el tiempo un gusano lo afila, sin dar descansando. Donde él ni se ha establecido - en América, Francia o Suiza, él impone muchas fuerzas para crear las condiciones, hasta en la medida de lo posible - el paisaje que recuerda a los vastos espacios natales, rusos. Los árboles como antes queridos - el abedul, el olor querido - "ф№ьюъ" la hoguera. ¿A las personas? A la multitud infinita de conocidas, el caleidoscopio de los encuentros, a las excepciones rarísimas, las personas íntimas, los amigos - las personas de Rusia. Van los años. A el compositor Rajmáninov calla. Solamente en nueve años él encuentra fuerzas en sí mismo de arreglar los esbozos remotos del Cuarto concierto y llevarlo a término. La primera nueva obra escrita a la separación con la patria - Tres canciones rusas para el coro y la orquesta. ¡ Si esto no es significativo! Él ha anotado el primer de ellos de la melodía de Chaliapin - "+§, ti, -рэіър" segundo - "…хышышч№, rumjanitsy usted ьюш" - cantaba a ello la ejecutora conocida de las canciones rusas de N.Plevitskaja; tercero era conocido desde la infancia - "ОхЁхч el riachuelo, el riachuelo с№ё=Ёѕ".

Después de una nueva interrupción en cinco años, Rajmáninov se dirige a repetidamente usado por los compositores diferentes, incluso por la Hoja, la canción española "Folia" escribe a este tema el ciclo de las variaciones de piano cerradas en la forma, próximo a la rapsodia. Todavía en tres años hay una de las composiciones más considerables de Rajmáninov, ello "рряёюфш  al tema ¤рурэшэш" para el piano con la orquesta. 24 variaciones a la melodía, ampliamente conocida a los las-menor, Kaprisa Paganini pueden ser llamadas el Quinto concierto de Rajmáninov. Pueden ser llamados y el poema sinfónico, especialmente después de que un gran maestro del ballet Mijaíl Fokin ruso con conocimiento de Rajmáninov ha creado el guión de ballet que abre la dramaturgia detalladamente de argumento rahmaninovskoj las partituras y aprobado por el compositor. La tragedia de un gran artista rodeado por la envidia, los chismes, las intrigas, que muere en la soledad, que busca en los últimos minutos de la defensa cerca del violín, esta tragedia agitaba mucho a Rajmáninov que ha aceptado la participación inesperadamente activa en el destino fokinskogo del ballet.

el lugar Especial en la herencia de Rajmáninov es ocupado por su Tercera sinfonía, la obra, en que con la fuerza trágica se abre el tema de la melancolía por la tierra natal. Las entonaciones épicas, de Borodinó suenan en su tema principal. Seductor rahmaninovsky "тюё=юъ" es dado por la guirnalda de las repeticiones que caen, que grano melódico al tema cerca colateral I de la parte de la Sexta sinfonía Chajkovsky. En III, la parte final entra el movimiento de la marcha rápida, en vez de que irrumpe que suena bruscamente los fugados al tema que mencionaba ya "Dies irae". Por el gesto descollado el compositor echa como si el alucinamiento, y subraya esto claro, potente que es concluido en el aire bailable ruso popevke. Su desarrollo da a la música el brillo figurado y el carácter de la valentía rusa, en que círculo es atraído el tema inicial de la sinfonía levantada arriba, al nivel de la culminación solemne y arrogante. Todos los autores que escribían sobre Rajmáninov, se estrechan sobre lo que la Tercera sinfonía - la obra autobiográfico que el pensamiento constante de Rusia no daba descansando la persona, todas las raíces, el ambiente, la educación, la obra inseparablemente vinculado con la patria. Él escribía: "Лх§рт de Rusia, he perdido el deseo de componer. Habiendo perdido la patria, me he perdido. Al proscripto, que ha perdido las raíces musicales, de la tradición y el suelo natal, no se queda los deseos de crear, no se queda otros consuelos, excepto el silencio inalterable netrevozhimyh тюёяюьшэрэшщ".

la Última obra - los bailes Sinfónicos que consisten de tres partes. El movimiento de baile es tomado por el compositor es muy condicional, pues no el baile, a los estados cordiales del día, el crepúsculo y la media noche atraen sus pensamientos. Como otras composiciones de los últimos años, los bailes Sinfónicos concluyen en él las páginas profundamente trágicas.

Por días, cuando ha comenzado la Gran Guerra Patria, Rajmáninov especialmente ha sentido con agudeza el enlace con la patria. Los conciertos en beneficio de la Cruz Roja, los cheques de las grandes sumas entregadas el cónsul soviético en Nueva York, - es tal aquella ayuda concreta, que él aspiraba a prestar a la tierra natal en el tiempo difícil para ella. La alarma sobre los destinos de la tierra natal invadía la vida del gran músico ruso sus últimos años, los días, las horas.

... Hay unos compositores, el pensamiento sobre que da a luz la sensación de la culpa, el deber no pagado; es aquel, cuya música vale alto, pero poco cumple. Al pensamiento de Sergey Vasílievich Rajmáninov la conciencia es pura. Él está querido. Su música suena constantemente. Si En los conciertos o en de casa a la vida cotidiana, alegra la belleza asombrosa, agita por el flujo interminable de las imágenes claras a todo, por especialmente próximos cada uno, quien se ha pegado por la boca y el corazón al manantial de la cultura rusa.

< volvemos