Principal cтраница Principal cтраница
Principal cтраница
Principal cтраница
Principal cтраница

Principal cтраница
Principal cтраница Principal cтраница Principal cтраница Principal cтраница

Gustav Mahler / Gustavo Maler (la parte III)

Algunos investigadores, incluso la Primera sinfonía por la obra autobiográfico, le contraponen Segundo, que pensamientos musicales son dirigidos a la profundidad de las preguntas vetustas de la vida, la muerte, el sentido de la existencia humana. En realidad Primero y Segundo forman con las otras sinfonías la epopeya gigantesca, tal vez, más grandioso en toda la historia de la música instrumental. Y la unión interna de la Segunda sinfonía con Primero - el punto de partida de toda la epopeya sinfónica.

la Segunda sinfonía comienza por la marcha afligida, la música completa tragedijnosti y el énfasis. Esta procesión fúnebre, los funerales del héroe. Si prestar oído al tema de la procesión, se puede notar la semejanza de entonación con el final de la Primera sinfonía. Se establece así el tránsito no sólo en el desarrollo temático, pero que es más importante inmensurablemente, en la dramaturgia que abarca dos telas enormes. Aquí, a principios de la Segunda sinfonía, Maler plantea la pregunta vetusta: ¿en que el sentido de la vida? Se acuerdan las últimas sinfonías Chajkovsky, "РьхЁ=і Iván ЂыіЮёУ" Tolstoy, "РьхЁ=і y яЁюётх=ыхэшх" Riharda Strauss, "-хтѕ°ър y ёьхЁ=і" Amargo - la obra, en que así vzvolnovanno y se encuentran con agudeza los temas de la vida y la muerte. Dos partes siguientes son dirigidas a la vida. El primer de ellos - claro, cariñoso lendler, que recuerda shubertovskie los valses. La blandura de la resonancia de los instrumentos de cuerda en la melodía, por-slavjanski sincero, aleja la oscuridad que envuelve I parte de la sinfonía. Además el compositor se dirige al director de orquesta con la acotación insólita: "¤юёых a la primera parte le es necesario por lo menos de 5 minutos яхЁхЁ№т". III parte - el scherzo, la música completo del sarcasmo, apropiado por Malerom de la canción - "¤Ёюяютхфі Antonija ¤рфѕрэёъюую". Por el sentido, esta parte es necesaria para la afirmación del pensamiento de la vanidad y la falsedad de todo género de los sermones edificantes. La leyenda cuenta como Antony Paduansky ha llegado a templo a predicar, pero ha encontrado el templo vacío. Entonces un san padre se ha dirigido a la orilla del río y empezaba a predicar los peces. Aquel escuchaban, tanto como es dado a los peces, callando que Antony ha contado el indicio de la atención. Pero nada se ha cambiado en sus caracteres y la conducta.

Y de nuevo, en IV de la parte, la dramaturgia de la sinfonía llega a inicial tragedijnomu a la tesis: "+эх=х= la persona el destino, vive en la pena ёхыютхъ" - pone a cantar la voz baja femenina la canción de "-юы°хсэюую Ёюур". De nuevo vuelven las preguntas vetustas, dolorosas de la existencia. Maler ha llamado esta parte vocal de la sinfonía "яхЁтючфрээ№ь ётх=юь" que atrae las almas humano, que aspiran a la depuración de la inmundicia vital ante la partida "т el mundo шэющ". Comienza el Juicio final. El compositor en la última parte une los medios expresivos de la composición enorme de orquesta: la cantidad cuádruple de madera de aire, por seis tubos y las trompas, ocho timbales, dos tambores grandes, el coro, los solistas, el órgano; a esto es añadida todavía la segunda orquesta, secreta. Todo este arsenal es llamado a crear la orgía sonora que atemoriza, el cuadro del Juicio final y el Renacimiento de muerto. Maler se ha dirigido al texto del coral de Klopshtoka: "ЛьЁѕ que цш=і"; a justo al final de la sinfonía ha añadido los versos: "+, cree, no has nacido en vano, no vivía en vano y ё=Ёрфры". La muerte del héroe de la sinfonía, "ьюыюфюую la persona XIX тхър" lendlerovskaja el idilio, la vanidad y la absurdidad del sermón hristianskrj de la moral, la idea de la depuración espiritual, el Juicio final y el sueño con la vida eterna, con la resurrección - son tales las etapas de las reflexiones filosóficas de Malera sobre la vida, el destino y la muerte, las reflexiones próximas a las ideas del Apocalipsis. "Ршь¶юэшш agotan el contenido de toda mi vida, es la poesía y la verdad en чтѕър§" - hablaba el compositor sobre la obra.

¡

En la Segunda sinfonía que dura unos unos 80 minutos (!), Maler ha desenvuelto la concepción difícil, que al final de ha hallado el carácter místico (IV y V de la parte), pero la concepción que permite y otra interpretación - la circulación vetusta de la vida: el nacimiento, el florecimiento, la muerte y "тюёъЁх°хэшх" - un nuevo nacimiento.

en este sentido, orientandose a la circulación en la naturaleza, el compositor expone el contenido de la Tercera sinfonía, que se puede llamar el tratado musicalmente-filosófico del panteísta, el continuador Spinoza y Goethe. A diferencia de las sinfonías anteriores, en ella reinan unos tonos más claros. Y la composición artística más transparente: la orquesta, el coro femenino e infantil - como el tinte contrastante vocal - el alto.

Como era a menudo a Malera, él expone preliminarmente el programa detallado literario, puede ser, necesario a ello como el cañamazo. Luego él se niega a ella y deja solamente los nombres más breves de las partes, breve, pero completamente determinado. Aquí su consecuencia: I. El despertar del Pan; II. Sobre que me hablan las flores el prado; III. Sobre que me hablan los animales en el bosque; IV. Sobre que me habla la noche; V. Sobre que hablan las campanas poutru y VI. Sobre que me habla el amor.

Hasta habiendo premeditado profundamente el programa, la dramaturgia de la sinfonía que nace y habiendo determinado el círculo figurado de cada parte, Maler durante la obra destruía con frecuencia por ello el esquema creado, más grande confiando a la lógica del acta creadora, que su planificación preliminar. Esto se refiere y a la Tercera sinfonía. Pero la idea básica - la inmortalidad de la naturaleza y su sabiduría - es conservada por el compositor.

el jefe Siguiente de la epopeya instrumental - la Cuarta sinfonía. En ella sorprende la modestia de la composición - la orquesta regular, hasta sin trombones. I parte enternece por "фх=ёъюё=і¦" la música escrita casi en gajdnovskih los tonos; recuerda la serenata con el canto lento de las voces melódicas y de guitarra pizzicato del acompañamiento. Suena estrafalariamente II parte, el como si baile lento, frenado grotesco. Luego en el adagio genial siguen las reflexiones elegíacas sobre la vanidad todo terrestre. La forma variatsionnaja deja a la a la posibilidad acercarse de las partes diferentes a este tema. En el final de la sinfonía entra el soprano. Y de nuevo Maler se dirige a la recepción de la introducción de la música de la sinfonía anterior. Es tomada Aquí V parte de la Tercera sinfonía. La voz femenina decanta el sosiego "эхсхёэющ цшчэш". El texto de esta canción es poco claro hasta a los alemanes, pues suena él en el dialecto bávaro antiguo y, puede ser, por eso impresiona uno confortable domovitosti, a en absoluto las aspiraciones a "Ёрщёъшь ъѕЁрь"Е

En la literatura extensa de Malere su herencia sinfónica más a menudo comparte a algunos grupos: la Primera sinfonía examinan como el Prólogo; Segundo, Tercero y Cuarto - como la primera trilogía; Quinto, Sexto y Séptimo - como la segunda trilogía; Octavo como la culminación, a Noveno y "¤хёэі sobre чхьых" - como el epílogo. Indudablemente que primero cuatro sinfonías son vinculadas por la comunidad de la idea que ha condicionado el uso del coro, los solistas, los encabezamientos de programa, el tránsito del material temático de la sinfonía en la sinfonía, la citación de las canciones y las partes de los ciclos de canciones. El alumno y el continuador Malera - Bruno Valter - escribía sobre sus primero cuatro sinfonías: "+ъюэёшырёі la lucha por la concepción del mundo por los medios de la música. Ahora él quiere escribir la música solamente como ьѕч№ърэ=". Pero es posible contar poco probable que la lucha de Malera "чр la concepción del mundo por los medios ьѕч№ъш" se ha acabado en la última página de la Cuarta sinfonía.

Así como es dudosa la tesis sobre la aspiración del compositor-filósofo a escribir las otras sinfonías (incluyendo y "¤хёэі sobre la tierra), evitando las categorías concepcional. En primero cuatro sinfonías de Maler conduce naprjazhennejshie los diálogos interiores sobre lo que es sumario está determinada por la noción la Vida y que incluye la noción la Persona. Y puesto que el héroe Malera no el titán (aunque el empujón a la creación de la Primera sinfonía era el poema de Jean Paul Richter "КЮ=рэ"), a la persona regular, solamente la persona del almacén romántico, las contradicciones en ello son agudizadas hasta el límite. Él podría decir en él: "Р por la admiración, el dolor y la alegría concibiendo el mundo, conozco ёхс ".

En la segunda trilogía malerovsky el héroe entra en otra fase, más eficaz. En el contrapeso a las búsquedas difíciles del lugar de la persona en el universo, los problemas de la vida y la muerte, la naturaleza y la sociedad humana, la verdad y la hipocresía, la fe y la irreligión, en la Quinta sinfonía se levanta la Persona que lucha con la Oscuridad. Lo que es hostil la alegría, los ideales de la humanidad, es dado en I de la parte, donde el lugar central ocupa la marcha fúnebre. En tres partes siguientes es posible captar la semejanza conocida con la dramaturgia de las sinfonías Chajkovsky. Después de las estratificaciones saturadas psicológicas I a la parte le es dado el vals es intencionadamente primitivo que suena vienés. El regreso al mundo de los sentimientos claros ilumina poetichnejshee Adagietto con su colorido refinado del quinteto de cuerda y el arpa. Sin pausa debe el final que afirma los valores, la claridad, la fuerza. Por el colorido claro que predomina esta sinfonía es parentesca Tercero. En ella - el comienzo optimista de la nueva trilogía.

< volvemos - es leído después >