Principal cтраница Principal cтраница
Principal cтраница
Principal cтраница
Principal cтраница

Principal cтраница
Principal cтраница Principal cтраница Principal cтраница Principal cтраница

Alexander Scriabin / Alejandro Scriabin (1872 - 1915)

en Primavera de 1915 Moscú enterraba a Alejandro Nikoláevich Scriabin, el compositor, cuya música ha escindido al público de concierto en dos campamentos bruscamente opuestos. Unos han creado alrededor su obra, su persona el culto que se expresaba en las ovaciones fuertes, las donaciones de los colores, los arrebatamientos excesivos con cualquier motivo, vinculado a nombre su. Otros no aceptaban definitivamente su música, les desagradaba como el fenómeno sonoro, les desagradaban las anotaciones y el comentario de ella, que aparecían en los programas de concierto, en los artículos y las reseñas; con la agudeza especial reaccionaban a los gritos "ёъЁ сшэшё=юъ" que aportaban histérico notki en los conciertos, donde actuaba Alejandro Nikoláevich o donde jugaban su música.

Alejandro Scriabin / Alexander Scriabin Y aquí Moscú se despide del compositor que ha muerto es ridículo, es trágico, del furúnculo sobre el labio, a la edad de cuarenta cuatro años incompletos. ¿Si ha reconciliado este accidente los dos campamentos? No, no ha reconciliado. Pero ha surgido otro, inmensurablemente más importante, que la aceptación o la animadversión de aquella u otra sonata, el poema, el preludio. Ha surgido el total. ¿Si era él definitivo y exacto? Él no podía ser tal en los días que se adherían a la fecha trágica, porque la palabra no ha dicho el tiempo. En unos, más importante, nadie dudaba - del talento enorme de Scriabin y todavía en lo que, puede ser, las más grandes creaciones son calladas por ello.

Y aquí, casi el siglo ha pasado desde el día de la muerte del compositor, con la delicadeza extraordinaria que atendía la voz de la actualidad, que ha captado el rumor subterráneo que presagiaba el naufragio del viejo mundo...

cinco años antes del fin del siglo XIX Scriabin ha compuesto doce estudios. El último duodécimo estudio, ha sorprendido entonces a los contemporáneos con la furia de la energía de los terraplenes que adelantaban uno a otro sonoros, los vuelos agudos de la melodía volitiva, como si no sobre el piano de cola, a sobre cientas bigornias sea forjada y acuñada su valiente, orgulloso hacerse. A cuando algunos años después Amargo ha promulgado "¤хёэі sobre …ѕЁхтхё=эшъх" la juventud sensible estudiantil empezaba a llamar y el Duodécimo estudio de Scriabin "…ѕЁхтхё=эшъюь" habiendo oído en ello mismo que en gorkovskom: "¤ѕё=і estallará más fuerte сѕЁ !".

es Ahora, cuando detrás dos tercios del siglo XX, cuando tantos acontecimientos han conmovido el mundo, surge con frecuencia el pensamiento: si no Scriabin era el primer músico, que, habiendo absorbido todo que se rompen a "эют№ь берегам" las aspiraciones del siglo pasado, sintiendo el acercamiento de la tormenta revolucionaria, con alegría y realizaba dolorosamente las sensaciones en la música. No sin razón G.V.Plejánov hablaba sobre ello: "¦ѕч№ър de ello es la escala grandiosa. Esta música representa el reflejo de nuestra época revolucionaria en el temperamento y la concepción del mundo шфхрышё=У-ьшё=шър".

Alejandro Nikoláevich Scriabin era un gran pintor que ha reproducido en la música aquellas orientaciones de las ideas de la sociedad rusa, cuando su una parte seguía el Bloque, Bryusov, Amargo, otra - por Vl. Solovevym - el filósofo-mistikom, todavía una parte se ha dado bogoiskatelstvu y "ё=юыютхЁёхэш¦". La mejor parte se ha ido en la revolución.

la vía Creadora de Scriabin es puesta, como son difíciles y eran difíciles las vías de los que en los años del estancamiento reaccionario escribía los cuadros, del poema, las novelas, la sinfonía, quien, creaba las obras de arte, llenaba su verdad que refleja la actualidad.

Todo lo que hablaban, ni escribían sobre Scriabin, a que a las direcciones a la moda de la música del límite XIX y los siglos XX ni lo adjuntaban, en el precursor, que "шчьют" ni hacían, Scriabin ha pasado toda la vía como el romántico que se rompe de las cadenas del ordinario, que odia la prosa de la vida, que se precipita tras del sueño en la lejanía: nebuloso, inaccesible, en algún sitio - misticheski-misterioso, a menudo - utópico. Pero donde ni dirigía el vuelo del genio Scriabin, él aspiraba fuera de los días de trabajo, a lo lejos, arriba, sin saber, sin comprender y sin desear conocer las leyes verdaderas de la vida, capturado por el mundo de las ideas, convencido que y solamente ellos dirigen el mundo. De aquí - el idealismo de Scriabin.

Scriabin vivía en paz las ideas, las imágenes, percibía a su manera la realidad, sin verificar cerca de aucunas autoridades, si corresponden sus representaciones de la realidad. Esta vía lo ha llevado a sollipsizmu.

el Conocimiento con Gueorgui Valentinovichem Plejánov, las conversaciones de muchas horas con él, las disputas, las notas marginales innumerables críticas del libro "- a la pregunta del desarrollo de la mirada monista en шё=юЁш¦" regalado Plejánov Scriabin, testimonian lo que los problemas de la filosofía lo alarmaban que esta esfera del pensamiento le era próxima que en su conciencia la música y la filosofía rellenaban los vasos comunicantes.

Pero con que por el interés ni referirse a las ocupaciones de Scriabin por la filosofía, es necesario desde el principio comprender principal: ante nosotros - genial al compositor el diletante en las preguntas de la filosofía. En Scriabin la vena la insatisfacción constante por cualquier manifestación del estatismo, sé esto las tradiciones que se han hecho ley o inalterable en zastylosti los canones teoréticos.

Ya en sus obras juveniles se oyen las buscas de las nuevas vías nuevas sozvuchy, la rítmica refinada. Es de un modo excepcional ancha la banda de los estados emocionales en su música. Sobre un polo - la fragilidad, trepetnost, el lírico tímido, zavualirovannost de los contornos melódicos y el estado incompleto de las consecuencias armoniosas próximas impresionistas zvukopisi. Sobre otro - las exclamaciones volitivas, imperativas, las llamadas, el temperamento frenético, poletnost, el empuje.

el Alumno Taneeva por la composición y Zvereva y Safonova por el piano, él vivía en los años de la juventud artística en la atmósfera de la adoración Chajkovsky. Esta huella se ha quedado en ello por mucho tiempo - en la excitación romántica, en la sinceridad de las declaraciones emocionales, en la predominancia del lírico claro, a es al lado - el dramatismo profundo. El papel grande en el proceso de formación de Scriabin era jugado por la música de Shopena, en que todo le imponía, pero ante todo, ni con que la poética incomparable.

En una de las primeras llegadas de Scriabin a Petersburgo César Kjui en la forma chistosa ha expresado el pensamiento de lo que Scriabin ha encontrado en algún sitio el arca entera de los manuscritos inéditos de Shopena. Realmente, la manera de la carta, y el recurso a los géneros de la miniatura de piano (a los preludios, los estudios, los valses, las mazurcas), y la preferencia absoluta dada por el piano, - aproximan dos grandes músicos eslavos.

Aun en los años de conservador (1888-1892) nombre de Scriabin ha atraído la atención no sólo los maestros y los camaradas-estudiantes. Cada discurso de Scriabin-pianista, su manera especial de piano ispolnitelstva - nervioso, impulsivo, "яюых=эр " y al mismo tiempo melodioso, especialmente en las partes lentas, - capturaba cualquier auditorio. Entonces, estos años, eran escritos poetichnejshy el fa-menor el vals, las algunas mazurcas, los nocturnos. Allegro appassionato - el precursor que ha dado vueltas magníficamente posteriormente sonatnogo de la obra. Este período temprano termina por la composición de la Primera sonata. La juventud misma habla en ella impetuosamente, sinceramente - y en el patetismo ardiente I de la parte, y en la tristeza elegíaca, en la música de la despedida en II, y en el movimiento III severo, inquieto, sin parar que pasa en el final, donde la excitación, vozbuzhdennost se cambian por la marcha trágica de la marcha fúnebre. Todavía en algo se siente la torpeza juvenil, todavía las gradaciones de los claroscuros no han alcanzado aquel grado de la fineza, que compondrá un de los rasgos característicos de Scriabin maduro. Pero la Primera sonata - ya la música del mucho sentimiento, la impaciencia creadora, las necesidades de verter sinceramente en los sonidos lo que ha espumado sobre la ducha.

es leído después >